martes, 16 julio, 2019

¿Qué hacer si mi hipoteca tiene cláusula suelo?

CLÁUSULASA pesar de llevar más de dos años oyendo hablar casi a diario de las cláusulas suelo, y sobre la nulidad de las mismas, SIGUEN VIGENTES. La cláusula suelo es ese apartado de tu hipoteca que dice que, aun tratándose de un préstamo con interés variable, y aunque baje el EURIBOR, tu hipoteca no tendrá nunca un interés inferior a un tipo fijo.

Estas cláusulas se empezaron a generalizar hace 10 años –si bien hay hipotecas anteriores que ya tenían estas cláusulas-, durante un periodo en el que el EURIBOR se encontraba en valores tan altos que pasaban desapercibidas entre el maremágnum de datos financieros de una escritura de préstamo hipotecario. Entre el año 2.005 y el 2.008 el porcentaje de hipotecas afectadas por esta cláusula aumentó en un 12%, alcanzando hasta el 42% de las constituidas. Si tenemos en cuenta que en ese periodo se firmaron aproximadamente 4.500.000 de hipotecas, estamos hablando de 1.900.000 hipotecas afectadas por esta cláusula.

Un ciudadano con una hipoteca de 120.000€ a 20 años, y que tenga establecido un interés nominal anual de Euribor + 1 punto, si tiene una cláusula suelo de 3,50% puntos (cláusula suelo media), estará pagando en la actualidad entre 144,08€ más en su recibo mensual de hipoteca, lo que a lo largo del año le supondrá 1.728,94€, y al final de su préstamo hipotecario habrá pagado 34.578,80€ de más.

            Cuando hacemos estos números es cuando realmente nos damos cuenta de la trascendencia real de la cláusula.

            Descubrir si nuestro préstamo hipotecario está afectado por esta cláusula es muy sencillo. Basta con un rápido vistazo a nuestros últimos recibos de la hipoteca. Si tenemos una cuota fija a pesar de las últimas revisiones y continuas bajadas del EURIBOR, muy probablemente estemos ante una hipoteca con cláusula suelo.

            Que tengo que hacer si mi hipoteca tiene una cláusula suelo: Acudir a un abogado especializado en esta materia. No es nada recomendable acudir a nuestro banco sin habernos asesorado previamente, pues esto puede llevarnos a aceptar ofertas que a primera vista parecen atractivas, pero que analizadas en profundidad no lo son tanto. No debemos de dar contraprestación alguna por la eliminación de nuestra cláusula suelo, pues desde el primer momento el cobro de la misma ha sido abusivo.

            Pero además, no solamente se pueden anular las cláusulas suelo, sino que desde el pasado mes de marzo se pueden reclamar las cantidades pagadas como consecuencia de la aplicación de la cláusula suelo desde el mes de mayo de 2.013, para lo cual deberemos de iniciar un procedimiento judicial ante el Juzgado de lo Mercantil que nos corresponda.

            En la actualidad nos encontramos ante un buen momento para solicitar que se nos anule la cláusula suelo, pues no solamente las dos recientes sentencias del Tribunal Supremo nos facilita el camino judicial, sino que la reciente supresión de la tasa Judicial para las personas físicas reduce de manera notable el coste del procedimiento.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes