sábado, 23 marzo, 2019

Posibles soluciones ‘trampa’ a las polémicas cláusulas suelo

Advertencia lanzada por ‘Denunciascolectivas.com’

  • Este colectivo informa de la mayor flexibilidad de las entidades financieras para cerrar acuerdos desde que el Tribunal Supremo dictara sentencia al respecto en mayo de 2013
  • El principal ‘arreglo’ es que el banco deja de cobrarlas unilateralmente sin admitir por escrito su nulidad, por lo que podría recuperarlas en el futuro y exigir los pagos retrasados
  • Otra de las ofertas de las entidades financieras pasa por un pacto firmado, con lo que el afectado pierde el derecho a reclamar el dinero pagado hasta entonces -la retroactividad-

Los bancos están ofreciendo, cada vez más, “acuerdos trampa” para rebajar, quitar temporalmente, o dejar de aplicar la cláusula suelo en las hipotecas hasta el final del contrato, según alerta Denunciascolectivas.com. Este colectivo apunta que la banca está siendo más flexibles porque “ganar una demanda por cláusula suelo es más fácil que nunca”, porque “el Tribunal Supremo (TS) ya ha dictado doctrina, y la nulidad y la retroactividad desde mayo de 2013 está garantizada si se demuestra la falta de transparencia, lo cual se ha producido en la práctica totalidad de las contrataciones”.

El problema viene cuando estos ‘arreglos’ tienen “trampa”, alertan desde Denunciascolectivas.com. “Aunque estas cesiones por parte de la banca no son nuevas, en los últimos meses, y sobre todo tras la sentencia del 25 de marzo de 2015 del TS, los acuerdos se han multiplicado y han mejorado sus condiciones. Al menos, en apariencia. A la hora de la verdad siguen siendo tan engañosos como antes”, denuncian.

Denunciascolectivas.com recomienda distinguir es que existen dos tipos de acuerdo en estas negociaciones entre hipotecados con cláusula suelo y entidades financieras. En el primero, el banco ofrece rebajar o quitar la cláusula suelo a cambio de firmar un acuerdo entre las dos partes. “En este supuesto, el afectado pierde la oportunidad de reclamar en el futuro el dinero que ha pagado de más por culpa de la cláusula suelo. Es decir, la retroactividad”, aclara.

Por otro lado, en el segundo supuesto, la oferta que más está proliferando, el banco deja de aplicar la cláusula suelo unilateralmente, bajo la falsa expresión, de que “te la quitan”. “En realidad, lo que están haciendo es dejar de pasar la parte correspondiente a la cláusula suelo en el recibo hipotecario”, explica Denunciascolectivas.com. “Esta reducción”, avisan, “no supone el reconocimiento expreso de la nulidad de la cláusula suelo y podrían volver a activarla en cualquier momento”.

Denunciascolectivas.com incluso va más allá: “Es más, las entidades podrían incluso reclamar el dinero que no te han cobrado durante el tiempo que te han suspendido la cláusula suelo”. “Por este motivo, el banco nunca da por escrito al cliente que admite la nulidad de dicha cláusula, ni modifica las escrituras de la hipoteca”, apunta.

“Con esta actuación”, según este colectivo, “se crea la falsa apariencia de eliminar la cláusula suelo”. Y es que el cliente, al aceptarlo, aunque sea por omisión, renuncia a la posibilidad de reclamar su retroactividad aunque no firme ningún documento al respecto. “En ocasiones”, puntualizan en Denunciascolectivas.com, “sucede que además le ponen como condición la contratación de otro producto, lo que podría suponer un delito de extorsión tal y como viene tipificado en el artículo 243 del Código Penal”.

Ante esta situación, desde Denunciascolectivas.com recomiendan que cualquier oferta del banco se solicite por escrito, y, teniendo en cuenta que desde los departamentos legales de los bancos se instruye a los departamentos comerciales de los mismos para evitar dejar constancia fehaciente de sus ofertas, cada vez que se hable con el interlocutor del banco, grabar la conversación -legal siempre y cuando uno de los interlocutores sea el que grabe y que luego esa conversación no se difunda públicamente-.

Esta plataforma recuerda a que “los hipotecados afectados tienen que tener en cuenta que, tras la sentencia del Supremo dictando doctrina sobre las cláusulas suelo, se puede, no sólo reclamar con todas las garantías para conseguir la devolución de los intereses pagados de más desde el 9 de mayo de 2013, sino también que el banco corra con los gastos del procedimiento gracias a la más que previsible condena en costas”.

Fuente: El Mundo

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes