martes, 16 julio, 2019

LA PROTECCIÓN DE LOS DATOS EN EL SECTOR DE LA HOSTELERÍA

Hay una  creencia bastante más generalizada de lo que puede creerse que la protección de los datos no afecta a nuestro negocio. Sólo a “otros”. Es una cuestión de las compañías telefónicas, con esas llamadas comerciales masivas, de las entidades financieras, con los datos de solvencia económica, de los Hospitales, con datos de salud extraviados.

Pero los datos esta en cada paso de nuestra vida y de nuestras empresas. En particular en el sector de la Restauración.

Veamos, cualquier establecimiento hostelero, como el de otra rama de actividad, es sujeto de la normativa por el simple hecho de contar con trabajadores en plantilla y tratar sus datos (contrato de trabajo, seguridad social, retenciones, etc…). También al cederlos al asesor laboral, al asesor fiscal, a la empresa de Prevención de Riesgos, etc. Pero es que, además, las cámaras de video vigilancia cada vez están más presentes: su ubicación, señalización, leyendas y otras cuestiones están reguladas por  la LOPD.

Unas pinceladas sobre los hoteles. La ficha de acceso al hotel, al objeto de comunicaciones a los Cuerpos de Seguridad, constituye un completo conjunto de datos del cliente, que deberá custodiarse y manipularse con extremo cuidado.  Las reservas a través de motores de búsqueda, o de los propios medios del hotel, con especial incidencia de la política de cancelación, datos bancarios, correos electrónicos etc. Clientes que han reservado una plaza, que luego no llegan a ocupar. Tarjetas magnéticas que se facilitan al cliente, para facturar sus consumos. Y qué decir de la actual moda en los bares de copas y otros establecimientos de tomar fotos o videos de clientes, y luego colgarlo en la web del establecimiento y en las redes sociales.  La imagen es un dato especialmente protegido, y su divulgación sin el consentimiento expreso del afectado está prohibido, y puede ser objeto de reclamaciones.

La casuística en hoteles y restaurantes es tan amplia que desborda el marco de estos apresurados  comentarios, que sólo pretenden trasladar la incidencia de esta normativa en el sector hostelero. Y por último una sugerencia: igual que a nadie se le ocurriría entregar la confección de sus impuestos, nóminas o seguros sociales, a un asesor o empresa desconocida, por el simple hecho del precio, tampoco este criterio debe seguirse a la hora de regularizar los datos de la empresa.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes