miércoles, 23 octubre, 2019

Como un día la Protección de Datos entró en la vida del Restaurante de Paco

Paco siempre había pensado que la protección de datos no era un tema que le afectara. Su padre fundó hace treinta años este restaurante, que él ahora con el paso del tiempo, y mucho esfuerzo,  había convertido en lo que era hoy y de lo que se sentía orgulloso. La casa de comidas, se transformó en restaurante, y luego en catering, que hoy por hoy era su principal fuente de ingresos.

 En fin, que todo iba bien, hasta que decidieron hacer unas pequeñas obras e inventario. Paco siempre lo supervisaba todo, y también dio el visto bueno a que se tirara a la basura la caja con facturas viejas, tickets de pago con la tarjeta de crédito y otros papeles sin importancia. El dinero de aquellos recibos, ya amarillos e incluso con la letra borrada por el tiempo,  ya estaba cobrado, contabilizado y … gastado. Así, que a la basura.

Cuando la policía municipal se presentó una mañana en el restaurante con la caja, no le concedió importancia. Al poco tiempo llegó la denuncia de la Agencia de Protección de Datos, comunicándole que le iban a imponer una  sanción de entre  60.000 y 300.000  euros. En una época tan delicada, era la pérdida del esfuerzo de tantos años. Contactó con una empresa especializada, donde empezó a tomar conciencia de esta ley y de la múltiple casuística que podía afectarle.

El asesor presentó recurso, con varios argumentos. Primero lo negó todo, diciendo que no fue ningún empleado el que puso la caja de cartón con los tickets en el lugar en que se halló. Que fue un  caso fortuito, y debieron ser albañiles a los que no conocía. Completó sus alegaciones, señalando su  ausencia de malicia y lo desproporcionado de la sanción. Finalmente, logró que se le rebajara a  6.000 euros. Ahora la protección de datos ha entrado en su vida, como un día entraron el pago de impuestos en la de su padre. Ya sabe que hay una normativa relacionada con los datos de trabajadores, facturas de clientes, cámara de video vigilancia, etc. Otra obligación más, pero al fin obligación que hay que cumplir.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes